Verdures de la huerta

Finca de producción propia y tienda en Cangas de Onís

La finca

Las fincas de producción propia se ubican en la vega del Sella

La tienda

Un almacén de la producción, con la puerta abierta, es una tienda.

La web

Sitio con acceso en verduresdelahuerta.com

El Reparto

A veces no dan abasto a plantar, recoger y repartir. Pero lo hacen
Verdures de la huerta’ es una experiencia de tesón y fe en la tierra. No solo la de la huerta, sino la de origen, que a tantos jóvenes expulsa por falta de oportunidades y que, sin embargo, algunos como Dani y Orsi han sido capaces de reinventar para plantar su propia vida en ella. El rebrote de la huerta

de Gloria Pomarada

Imagen de Inés G. aparicio y María J. Mascías

El comienzo

La aventura de Dani López empezó «ilusamente» hace tres veranos, con una pequeña huerta doméstica y la idea de vender en mercados y restaurantes la producción obtenida. El afán por probar es el motor que ha llevado a este emprendedor a convertirse en el proveedor de más de cuarenta restaurantes de Cangas de Onís y a abrir su propia tienda.

  • Lechuga, tomate, pimientos, patatas 50%
  • Fabes, garbanzos, guisantes y demás legumbres 25%
  • Otros productos (asturianos) 15%
  • Sidra natural, cerveza artesana 10%

El método

Dani empezó «probando lo que había aprendido» en el curso de producción ecológica que había estudiado en Luces. «Primero plantaba de todo, luego me fui centrando en lo que tenía más salida, la lechuga y el tomate», cuenta.

Evolución

Las pruebas continuaron «de huerta en huerta», hasta que instaló su explotación hortícola en una finca de una hectárea a las afueras de Cangas de Onís. La ubicación del terreno, junto a un camino frecuentado por numerosos paseantes, proporcionó la publicidad necesaria para el brotar del negocio. «Nos ayudó el boca a boca de la gente que pasaba por aquí, que veía de primera mano el trabajo en la finca», explica Dani.

La finca en cuestión está dotada actualmente de tres invernaderos y dos espacios de tres mil metros cuadrados acotados específicamente para el cultivo de fabes y lechugas, productos estrella de Verduras de la Huerta. Todo ello, cultivado con la mínima injerencia de fertilizantes químicos.  «Usamos fertilizantes minerales de apoyo porque los abonos orgánicos son pobres en potasio y fósforo. Estos que empleamos son como roca caliza molida, aportan otras propiedades».

Respetando los ciclos naturales

Los agricultores que como Dani veneran la tierra como un modo de vida y no como un mecanismo de riqueza, han aprendido a convivir con sus ritmos.

Al letargo en el que la naturaleza se sume en invierno, este cangués responde con descanso. «Es bueno para la tierra y también para quien la trabaja», afirma. Con una resignación natural ha aprendido que en los meses invernales un «ahora no tenemos» es la respuesta a muchas de las peticiones de sus clientes y que los gastos se compensan con los resultados globales del año.

La tienda

Avenida de Covadonga, 37
33550 Cangas de Onís
Horario
Lunes a sábado: 10:00 a 20.30 h.
Domingos: 10:00 a 15:00 h.

CRECIMIENTO

Como los cultivos, el verano es la época en la que Verduras de la Huerta florece. El pasado julio, Dani y su esposa, Orsi Bende, ampliaron el negocio abriendo su propia tienda en Cangas. Él se encarga de los cultivos y el reparto, ella de las ventas. «Lechuga, tomate, pimientos, guisantes, berenjenas, ajos, cebolla, fabes, calabacines…» es la ristra de productos de la huerta que, enumeran, pueden encontrarse en su establecimiento. Junto a la venta en su local de la avenida Covadonga, Orsi y Dani siguen fieles al mercado de Cangas, al que acuden cada domingo.

La calidad de sus verduras y la cantidad de producción que han alcanzado les permite competir con fruterías. Las ventas, cuentan, dan para vivir. No obstante, el ritmo de trabajo es tal que aún no han cuantificado el volumen que manejan. «Llevo años queriendo coger los albaranes pero todavía no tuve tiempo», indica Dani.

WEB Y VENTA ONLINE

Con la finca y la tienda asentadas, estos horticultores fijan en la vena online su inminente objetivo. En una localidad tan turística como Cangas, «mucha gente de fuera entra y pregunta que si les podemos mandar nuestros productos por correo», explican. Su web, en desarrollo, hará posible la demanda de la clientela.
«Probando y probando, así es como vamos creciendo», resume Dani de su andanza. Su experiencia demuestra que la horticultura es una vía a explorar en el emprendimiento de la zona. «Yo creo que hay muchos cultivos que podrían ser rentables aquí. Por ejemplo, mucha de la faba que se vende se tiene que traer de Bolivia».

La actitud y el gusto por la tierra son las condiciones que estos emprendedores citan como clave de su éxito. «El trabajo no es para cualquiera, son muchas horas, hay días que te mojas…». No obstante, ellos tienen claro que quieren vivir de la huerta. «Igual fui ingenuo y me salió bien, pero nunca me lo tomé como algo pasajero».

620 09 09 40               verduresdelahuerta@gmail.com           verduresdelahuerta.com

Este sitio web utiliza cookies para facilitar la comunicación. Entendemos que, si continúa navegando, acepta usted las cookies mencionadas y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies